Únete a nuestro Reunión virtual sobre el tratamiento del vaginismo | Una vagina en pánico | miércoles 26 de octubre de 2022 a las 7 p. m. EST

Menopausia y deseo sexual: todo lo que necesita saber

Publicado por Tim Brauning en Menopausia y sexo doloroso, Salud De La Mujer 06 Jul 2022

menopausia y deseo sexual

Al pasar por la menopausia, es posible que experimente una disminución en su libido o deseo sexual. Aunque es un resultado común de la menopausia, hay formas de superarlo para que pueda continuar teniendo experiencias sexuales agradables. Siga leyendo para obtener detalles y consejos, y mire nuestro breve video, Menopausia y Libido.

Menopausia: ¿Qué es?

La menopausia es el cese permanente de la menstruación. Es un proceso biológico natural que típicamente ocurre entre las edades de 39 y 55 años. 

La perimenopausia es la fase anterior a la transición a la menopausia, durante la cual la mayoría de las mujeres comenzarán a experimentar cambios físicos y menstruales causados ​​por una disminución en la producción de las hormonas estrógeno y progesterona.

Síntomas comunes asociados con la menopausia

Los sofocos son el síntoma menopáusico más común y familiar. Un sofoco es una ola repentina de calor en la cara, el cuello y el pecho, con sudoración profusa y, para algunos, la sensación de escalofríos después. Las estadísticas sugieren que un sofoco promedio dura cuatro minutos, pero eso puede variar mucho. La frecuencia de los sofocos también varía de raros a muy frecuentes, incluso varias veces por hora.

Otros síntomas pueden incluir problemas para dormir, libido baja, sequedad vaginal, cambios de humor y aumento de peso. Muchas mujeres también experimentan cambios en el cabello y la piel durante la menopausia.

Cómo la menopausia afecta el deseo sexual

¿La menopausia afecta la libido? La respuesta a esta pregunta no es simple, ya que muchos factores pueden afectar el impulso sexual de una mujer durante la menopausia, como la pérdida de estrógeno, incontinencia, sueño interrumpido, aumento de la ansiedad, problemas de salud, vagina seca y dolorosa, etc. Por el contrario, algunas mujeres realmente ven un aumento en su interés sexual porque ya no les preocupa quedar embarazadas, o porque sus vidas están menos estresadas, o porque están de vuelta en la escena de las citas después de un divorcio o la pérdida de una pareja.

Cambios físicos durante la menopausia que afectan su libido

Sequedad y Atrofia Vaginal

La disminución de estrógeno hace que la vagina se vuelva menos elástica, menos lubricada y más propensa a la irritación por rozaduras. Estos cambios contribuyen significativamente a la incomodidad y el dolor durante la penetración vaginal. Para muchas mujeres, estos cambios dan como resultado una abertura vaginal que se estrecha hasta el punto de no poder tener penetración, ya sea con un dedo, un espéculo o un pene.

Aumento de peso

A medida que el metabolismo se ralentiza durante la menopausia, el aumento de peso es un resultado común. Los kilos adicionales pueden disminuir la autoestima y la imagen corporal, lo que hace que la mujer se sienta aprensiva por su apariencia y renuente a exponerla para tener relaciones sexuales.

Sofocos y sudores nocturnos

Los sofocos y los sudores nocturnos pueden tener un impacto significativo en su calidad de vida, interrumpiendo el sueño, aumentando la fatiga y la irritabilidad, y haciendo que el compromiso sexual caiga en la lista de prioridades de una mujer. Como resultado, muchos descubren que simplemente están demasiado cansados ​​para tener relaciones sexuales, lo que puede ser frustrante para la pareja y para la relación. 

Depresión e Irritabilidad

Los sentimientos de depresión e irritabilidad que a menudo se asocian con la menopausia no son un buen augurio para sentirse sexual... ¡Pero aquí hay soluciones y no necesita sentirse atrapada en este miserable estado!

 Formas de aumentar su libido durante la menopausia

La menopausia no es una enfermedad terminal ni una sentencia de muerte para la libido y la vida sexual de la mujer. La medicina ahora tiene una mejor comprensión de esta etapa de la vida y puede ofrecer soluciones a la mayoría de los resultados disruptivos. Además, Internet ofrece a mujeres y médicos acceso a recursos e información para mejorar continuamente el control de la libido.

#1 – Visite a su médico

Tenga una conversación honesta sobre su lucha, lo que puede ayudarlos a sugerir tratamientos, como:

  • remedios caseros;

  • medicamentos recetados, incluidos estrógenos vaginales y ansiolíticos;

  • medicamentos de venta libre (OTC);

  • Pruebas necesarias para diagnósticos posteriores;

  • Derivación a especialistas, como salud mental, asesoramiento sexual, fisioterapia del suelo pélvico, etc.

#2 – Mantén un estilo de vida saludable

El ejercicio regular es una parte esencial de un estilo de vida saludable, y se pueden obtener varias ventajas de un programa regular de acondicionamiento físico. El ejercicio también puede ayudarlo a sentirse mejor. Las endorfinas son una sustancia química que se produce en respuesta a la actividad física, lo que puede ayudar a reducir el estrés y producir sensaciones de placer.

Si es nuevo en el ejercicio o no lo ha hecho por un tiempo, comience con 10 minutos al día y aumente gradualmente. Eso puede significar hacer ejercicio durante 10 minutos cada día al principio hasta que mejore su resistencia. También podrías pensar en intentar una actividad que siempre quisiste hacer pero que en realidad nunca llegaste a hacer.

#3 – Mantén un estado emocional saludable

Como puede atestiguar cualquier mujer que haya pasado por la menopausia, los cambios hormonales que ocurren durante este tiempo a menudo pueden provocar cambios de humor, aumento de la ansiedad y disminución de la libido. Si bien estos síntomas son completamente naturales, pueden ser frustrantes e incluso debilitantes. Afortunadamente, hay cosas que puede hacer para controlarlos. 

Uno de los métodos más efectivos es la terapia individual. Otras opciones incluyen yoga, meditación, medicamentos para afecciones emocionales subyacentes y la eliminación de personas y relaciones tóxicas de su vida.

#4 – Mantenga un piso pélvico sano y fuerte

Para muchas, la idea de ejercitar los músculos del suelo pélvico es un misterio. Sin embargo, los ejercicios de Kegel pueden proporcionar una serie de beneficios, tanto dentro como fuera del dormitorio. 

  • En términos de placer sexual, los ejercicios de Kegel pueden ayudar a tensar los músculos pélvicos, lo que mejora las sensaciones durante el sexo; 

  • Los ejercicios de Kegel ayudan a reducir la probabilidad de incontinencia, así como a controlar la incontinencia existente;

  • Los ejercicios de Kegel también son una primera línea de defensa contra el prolapso (leve) de los órganos pélvicos.

Hay varios protocolos de ejercicio para su elección. En caso de duda, o si no está seguro de que los está haciendo correctamente, consulte a un fisioterapeuta del suelo pélvico para obtener orientación individual.  

Para nuestro protocolo recomendado y otros consejos sobre Kegels, vea nuestro video Ejercicios de Kegel y sexo.

#5 – Usa lubricante vaginal

Cuando el tejido de la vagina no está lo suficientemente lubricado, las relaciones sexuales pueden ser dolorosas e incómodas. Esto puede conducir a una disminución del deseo sexual a medida que la perspectiva del sexo se vuelve menos atractiva. ¿Por qué sufrir dolor?

Hay muchos lubricantes disponibles, por lo que es importante encontrar uno que funcione bien para usted. Asegúrese de experimentar con diferentes marcas y tipos hasta que encuentre uno que satisfaga sus necesidades. Mira nuestro video corto, Cómo usar la lubricación vaginal.

#6 – Haz que la intimidad sea divertida

El sexo a menudo se ve como el último acto de intimidad, pero no es la única forma de sentirse cerca de su pareja. De hecho, afectos como los besos, las caricias y simplemente pasar tiempo juntos ayudan a crear un vínculo fuerte entre usted y su pareja, lo que puede conducir a una mayor satisfacción sexual. 

Otros consejos para aumentar el interés sexual incluyen:

El resultado final de la menopausia y el impulso sexual

La pérdida de la libido es un síntoma común de la menopausia y puede ser una experiencia difícil y frustrante para muchas mujeres. Afortunadamente, existen muchas opciones para restaurar el interés sexual y disfrutar de una vida sexual saludable y plena durante la menopausia.