Sobre NosotrosVaginismo y tratamientoCondiciones y TratamientosPara profesionalesBlog & NoticiasTiendaContáctenosBuscar

Sexo doloroso (dispareunia)

Contáctenos:
Comparte esta página:

El cuerpo está hecho para las relaciones sexuales y las mujeres deberían poder manejarlo sin problemas. Aún así, ¿por qué tantas mujeres sufren de sexo doloroso (dispareunia) y son tímidas para hablar sobre ello?

  • ¿Es el sufrimiento un rasgo inherente a las mujeres?
  • ¿Tiene la culpa el socio?
  • ¿Se debe culpar a la sociedad? ¿O cultura? ¿Religión?

Excluyendo una razón médica justificable, las causas están profundamente arraigadas en la psique de la mujer e incluyen

  1. La sensación de "no merezco nada mejor ..."
  2. La sensación de "Soy el único que está luchando, así que mejor me quedo callado ..."
  3. La tendencia inherente de las mujeres a complacer, a su costa;
  4. El miedo de "Mi pareja me dejará si hablo ... no quiero estar solo ..."
  5. Una declaración como “En mi cultura, las mujeres se someten, en silencio; hablar tendrá repercusiones negativas ... "
  6. Algunas religiones en las que se espera que las mujeres estén sujetas a los deseos sexuales del marido;
  7. ¡La incapacidad de la mujer para decir NO, para expresar sus preferencias!

Además, el empuje (movimiento del pene) durante el coito es una acción física rápida y poderosa dentro de la vagina, que se siente fácilmente en toda la pelvis y el cuerpo de la mujer. Si bien es normal que la mujer lo experimente sin pensar mucho en el asunto, puede volverse doloroso o incluso traumático.

Tal sufrimiento típicamente conducirá a un sentimiento cada vez más profundo de victimización, resentimiento, evitación, fricción en las relaciones y, a menudo, al desarrollo. vaginismo. Después de todo, está en contra de la naturaleza humana ser desamparado, desesperado, obligado.

Importante: ¡la vagina es la anfitriona del pene! Su dueña, la mujer, determina cuándo invitar al pene a entrar, cuánto tiempo puede permanecer y cuándo es el momento de irse. ¿Ha pensado alguna vez en eso en esos términos? 

Animamos a todas las mujeres a hablar, a educarse, a dialogar con su pareja, a buscar ayuda profesional para poner fin a su dolor y sufrimiento innecesarios.

Haga clic en cualquier elemento de la Tabla de contenido, o examine las barras a continuación y haga clic en el signo de la flecha para leer la información.

Contacto para más información o para programar una cita.

¿Qué es la dispareunia?

Dispareunia (dys * pa * reu * nia) significa relaciones sexuales dolorosas. El dolor puede ocurrir con la penetración inicial y / o durante el empuje y / o después del coito (un efecto secundario).

¿Cuál es la definición de sexo doloroso (dispareunia)?

El sexo doloroso (dispareunia) se define dividiendo los síntomas de presentación en tres categorías: inicio, frecuencia y ubicación:

  • Comienzo pregunta sobre el inicio del problema: ¿ha estado ahí desde la primera vez que se intentó el coito (dispareunia primaria o de por vida), o empezó después de un período de coito normal (dispareunia secundaria o adquirida)?
  • Frecuencia examina si el problema ocurre con todos los compañeros y en todas las situaciones de penetración (dispareunia completa o generalizada), o solo en ocasiones, con determinados compañeros, en determinadas posiciones o por determinadas circunstancias (dispareunia situacional).
  • Ubicación describe si el dolor se produce en la penetración inicial en la abertura vaginal (dispareunia insercional o superficial) o durante el empuje y la penetración completa (dispareunia profunda).

¿Cuáles son los tipos de sexo doloroso (dispareunia)??

Poniéndolo todo junto, dado que el sexo doloroso puede presentarse en diferentes combinaciones, es imperativo realizar una evaluación minuciosa para identificar el tipo particular de dispareunia que tiene la mujer. Las variaciones típicas pueden incluir:

  1. Primario, situacional, profundo: empujar siempre duele mientras la mujer está en una posición sexual específica (misionero, o mujer encima, lado a lado, etc.); otras posiciones están bien;
  2. Secundario, situacional, insercional: experimenta dolor con su pareja actual al comienzo de la penetración, pero desaparece tan pronto como el pene del hombre está a la mitad; nunca sucedió con parejas anteriores; el dolor no es tan intenso durante el ciclo menstrual;
  3. Primario, completo, superficial y profundo: la mujer siempre ha experimentado dolor, con todas las parejas, en todas las posiciones, durante el acto sexual;
  4. Secundario, completo, superficial: la penetración inicial ha sido dolorosa desde un acontecimiento perturbador de la vida (cirugía, parto, lesión, etc.) independientemente de la posición sexual, el uso de lubricante, la elección de pareja.

Desafortunadamente, muchas mujeres están soportando relaciones sexuales dolorosas, privándose de una intimidad saludable, que debería ser la piedra angular de cualquier relación. Las mujeres rara vez buscan asistencia médica para hablar sobre las dificultades sexuales, hecho que hace que sea imposible evaluar la prevalencia de la dispareunia (y vaginismo, para esa materia).

Las dos razones principales detrás de esta desgana son la tendencia de las mujeres a aceptar el dolor como una parte inevitable de las relaciones sexuales y su preocupación de que el médico las ridiculice o descarte sus quejas por “estar locas”.

La triste verdad es que no todos los médicos están en sintonía con la naturaleza o presencia de esta condición, ni se sienten cómodos discutiendo asuntos tan íntimos. Aunque se han logrado avances en esta dirección en los últimos años, realizar una historia sexual minuciosa y detallada en la visita al médico todavía no es el estándar de atención.

Las relaciones sexuales se volvieron progresivamente insoportables.

¿Cuáles son las causas del sexo doloroso (dispareunia)?

  • Causas médicas, como infecciones vaginales, infecciones de transmisión sexual, afecciones de la piel, problemas hormonales, endometriosis, afecciones de los intestinos o genitales o del sistema urinario;
  • Causas físicas, como abrasiones vaginales, cicatrices, daño a los nervios, complicaciones del parto vaginal, tratamiento / radiación del cáncer, incompatibilidad de tamaño;
  • Causas funcionales, como irritación genital por exceso de higiene o sensibilidad a agentes limpiadores, mala higiene, irritación por fricción debida a deportes como ciclismo o equitación, lubricación vaginal insuficiente, ciertos medicamentos que provocan sequedad excesiva;
  • Causas psicofísicas, como vaginismo, crisis posparto, dificultades interpersonales, encuentros sexuales forzados.
  • Menopausia
  • Cáncer de mama
  • Cáncer femenino (ginecológico)
  • Síndrome de Sjogren

Conozca nuestro tratamiento patentado para el dolor sexual, el Metodología DiRosssm

Sufrir de sexo doloroso (dispareunia)

Naturalmente, cuando el coito es doloroso, la mujer querrá evitar el acto. Además, también puede rechazar el coito externo (sexo sin penetración, como oral o manual) porque no quiere que le recuerden el dolor, decepcionar a la pareja o preocuparse de que él se cuele en su vagina. Otra evitación importante es el cierre sexual total, un mecanismo de afrontamiento común de las mujeres que no requiere mucho para desarrollarse.

Desde un punto de vista psicofísico, recordemos que el coito se trata de que el pene entre en el cuerpo de la mujer, siendo el "hacedor" para que se le "haga", y, por lo tanto, tiene que ser invitado y acogido en ella. vagina cuando su cuerpo y mente están en equilibrio sexual.

El sexo doloroso (dispareunia) puede ser fuente de gran conflicto y ansiedad para la mujer que lo padece, provocando un marcado malestar y dificultades interpersonales. Aunque el coito es posible, el dolor que lo acompaña se ha asociado con una actitud más negativa hacia la sexualidad, más deterioro de la función sexual y niveles más bajos de adaptación sexual. Al aguantar las relaciones sexuales dolorosas, las mujeres se privan de la intimidad saludable que es la piedra angular de una relación feliz. Esto abre la puerta a más crisis psicosomáticas.

Sexo doloroso (dispareunia) y sangrado

El sexo doloroso y el sangrado es algo común.

Sin embargo, cuando sangra durante las relaciones sexuales, no siempre significa que haya un problema médico. Puede haber diferentes razones para el sangrado durante las relaciones sexuales, incluida la irritación, vaginismoy primera relación sexual.

Vea nuestra publicación sobre sexo doloroso y sangrado más información.

Tratamiento para el sexo doloroso (dispareunia) 

Es imprescindible una evaluación exhaustiva para identificar el tipo particular de dispareunia de la mujer y ofrecer la intervención adecuada.

El médico que se toma el tiempo para obtener una evaluación médica, emocional y sexual completa y cuidadosa puede ayudar a resolver la mayoría de los casos de relaciones sexuales dolorosas (dispareunia).

Para nuestro programa de tratamiento:

  • El socio no necesita asistir a las sesiones a menos que se le indique lo contrario;
  • Se llevará a cabo una evaluación inicial y se trazará un plan de tratamiento;
  • El tratamiento en sí es alrededor de 2-7 sesiones dependiendo de la causa, y rara vez más de 10 sesiones;
  • Lea nuestro Seguro página para obtener instrucciones sobre cómo obtener un reembolso por el tratamiento.

¿Cómo deshacerse del sexo doloroso (dispareunia)?

No es posible hacer una lista completa de cómo solucionar el sexo doloroso porque las causas varían y cada mujer necesitará su propia solución. Sin embargo, existen algunos puntos en común:

  • Reconozca que hay un problema;
  • Deja de tener relaciones sexuales, ¿por qué sufrir ????? Pero sí disfruta de otras actividades sexuales que no sean con penetración, como oral, manual, etc .;
  • Habla con tu pareja, ¡no lo mantengas en secreto!
  • Busque consejo médico: consulte a su médico, explíquele la situación, hágase un examen;
  • Busque más / información diferente si aún no está resuelta.

El cuerpo de una mujer puede continuar teniendo relaciones sexuales sin dolor siempre que se ocupe de sus necesidades vaginales durante sus ciclos de vida.

Menos Posiciones sexuales dolorosas

La elección de posiciones sexuales es un componente inevitable de la intimidad sexual:

  • La mayoría de los socios variarán de posición para reducir el aburrimiento;
  • Los hombres suelen optar por más variedad que las mujeres;
  • La posición de elección variará debido a consideraciones físicas, relaciones sexuales dolorosas, lesiones, embarazo, posparto, cirugía, la comodidad de la ropa de cama (o donde sea que se lleve a cabo la acción), la edad o enfermedad de Peyronie;
  • Las consideraciones religiosas / culturales son un factor.

Dependiendo de la causa de SU sexo doloroso (dispareunia), opte por posiciones cómodas, sin estrés y sin dolor para que pueda disfrutar de la intimidad sin preocuparse ni sufrir. Su pareja deberá respetar su elección y preferencia y no debe presionarlo para que adopte una posición dolorosa por el bien de sus propios deseos y preferencias.

Sexo doloroso (dispareunia) durante el embarazo

El embarazo suele ser un momento feliz para la mujer, no solo emocionalmente sino también físicamente bajo la influencia del aumento de estrógeno en su cuerpo y, salvo problemas o restricciones médicas, seguirá siendo sexualmente activa.

Las relaciones sexuales dolorosas al principio del embarazo o en el segundo trimestre no son típicas a menos que la mujer tenga antecedentes de las mismas.

Pero, a medida que su abdomen se hincha en el tercer trimestre y su cuerpo comienza a prepararse para el parto, podría experimentar problemas logísticos, como la posición, la falta de interés, la fatiga y las relaciones sexuales dolorosas. Si ese es usted, no se fuerce: participe sexualmente si está interesado y, por más que se sienta cómodo, mientras disfruta de este viaje especial de casi convertirse en mamá.

Sexo doloroso (dispareunia) después Parto

El cuarto trimestre se define como el tiempo entre el parto y los 12th semana después del parto durante la cual el útero de la mujer se encoge, cesa el sangrado vaginal, sanan los desgarros o la episiotomía, se restaura la energía, se estabiliza el estado emocional, se realinean las dinámicas familiares a medida que la mujer se adapta a su nueva vida. Es de destacar que el reconocimiento posparto se encuentra en la mayoría de las culturas y religiones, aunque con diferentes prácticas.

Salvo instrucciones médicas que indiquen lo contrario, una mujer puede volverse sexualmente activa aproximadamente en la sexta semana posparto cuando su cuerpo se haya restaurado, sin embargo, muchas mujeres todavía dudan o no se sienten `` listas '' para reanudar la intimidad sexual y pueden tener problemas con el dolor posparto. sexo (dispareunia) debido a

  • Fatiga, insomnio;
  • Ansiedad, especialmente madres primerizas que son más vulnerables a esta nueva experiencia de maternidad;
  • Episiotomía de curación dolorosa, cicatriz de cesárea, hemorroides;
  • Vagina seca, lubricación insuficiente;
  • Vergüenza por la pérdida de orina;
  • Miedos: ¿puede la vagina manejar el empuje del pene? ¿Desgarrará la episiotomía?
  • vaginismo Consideraciones: ¿tener un bebé por vía vaginal la curó? ¿Puede encajar el pene? ¿Por qué tengo miedo incluso de intentar penetraciones?
  • No sentirse 'sexy' con un cuerpo nuevo, pechos con fugas, vagina en recuperación ...
  • Abrumado por la nueva vida y responsabilidades;
  • Rupturas de relaciones;
  • ¿La pareja / esposo está exponiendo demandas, con el típico, “Tú amas al bebé más que a mí… No me prestas tanta atención a mí como al bebé”? 
  • Pánico / ansiedad / TOC;
  • Depresión post-parto. Nota: los antecedentes de ansiedad o depresión aumentan la probabilidad de depresión posparto;
  • La vida demasiado ocupada (trabajo, varios hijos, etc.) no puede encontrar un momento para apagar su mente acelerada y sumergirse en el placer físico de la intimidad sexual.

La plantilla sexual femenina está controlada en gran medida por su mente, siendo el clítoris su órgano sexual de excitación. Es muy fácil para una mujer "matar" el interés sexual con la más mínima preocupación o pensamiento negativo, y desarrollar dispareunia posparto. 

La restauración saludable de la intimidad sexual después del parto es imperativa; Los recursos incluyen su proveedor de maternidad, un médico de salud mental, un terapeuta sexual, un fisioterapeuta del piso pélvico.

Tómate tu tiempo para explorar y experimentar. Hay soluciones disponibles para la dispareunia posparto y no es necesario que sufra, sienta que está sola o que no hay esperanza. El valor de la intimidad sexual contribuye en gran medida a promover la salud emocional y las relaciones.

Sexo doloroso (dispareunia) después de un aborto espontáneo, aborto, histerectomía, dilatación y legrado, cirugía

Su médico le indicará cuándo su cuerpo está listo para reanudar la intimidad sexual con penetración después de un aborto espontáneo, un aborto, una histerectomía o cualquier otro procedimiento quirúrgico.

El sexo doloroso posquirúrgico (dispareunia) puede ser causado por sensibilidad de la cicatriz, rozaduras y sangrado, restricciones físicas, estrechamiento, sensibilidad y una sensación diferente si hubiera alteraciones quirúrgicas.

Naturalmente, las mujeres anticipan estas posibles reacciones y estarán nerviosas de someter sus genitales a la penetración del pene, lo que puede traducirse fácilmente en que su vagina se "endurezca" y resulte en una provocación psicosomática de sexo doloroso (dispareunia).

Sugerencia: si no puede superar lo anterior por su cuenta, busque tratamiento con su médico o un fisioterapeuta del piso pélvico que lo guiará a través del proceso.

Sexo doloroso (dispareunia) e infección por hongos, UTI

Toda mujer experimentará una candidiasis vaginal al menos una vez en su vida debido a una irritación o por haber tomado antibióticos para una infección en cualquier parte del cuerpo. Y la mayoría de las mujeres también habrán experimentado una infección del tracto urinario (ITU) una o más veces.

La infección puede causar sensaciones desagradables, como picazón, ardor, presión y una secreción inusual, mientras que los antibióticos tendrán un efecto de secado en la vagina. Ambos combinados y tienes una buena causa para el sexo doloroso (dispareunia). 

Y luego está el patrón psicosomático: la mujer estaba tomando antibióticos> contrajo una candidiasis> le dieron medicación> la infección persistió> también le dieron medicamentos tópicos> más ardor en los labios genitales / vagina> más sequedad e irritación> la penetración se vuelve incómoda> la ansiedad se instala> la penetración se vuelve imposible >> el nacimiento de sexo doloroso (dispareunia) e incluso vaginismo secundario.

¿Qué hacer? Mientras recibe tratamiento, absténgase de la actividad sexual y deje que su vagina se cure; una vez limpiado, use lubricante adicional para mayor comodidad y elasticidad para reanudar la actividad sexual. También es posible que desee hablar con su médico sobre la posibilidad de tomar probióticos para una mayor restauración de su sistema urogenital.

Primera vez sexo doloroso

No todas las mujeres experimentan relaciones sexuales dolorosas (dispareunia) la primera vez que tienen relaciones sexuales vaginales, pero algunas lo hacen por las siguientes razones:

  • Un himen que se rompió;
  • Una vagina seca;
  • El acto duró más de lo cómodo para ti;
  • Un pene más grande (no es una causa común);
  • Ansiedad, preocupaciones o miedo por la penetración del pene;
  • Vaginismo primario

Ordénelo y, con suerte, su próxima vez estará bien. Si no es así, busque ayuda médica.

Sexo doloroso (dispareunia) y endometriosis

La endometriosis es una afección en la que el tejido que recubre el útero crece en áreas adyacentes, como los ovarios, las trompas de Falopio, la pelvis y alrededor de los intestinos. Los síntomas típicos son dolor pélvico, sexo doloroso (dispareunia), irregularidades menstruales y algunos también experimentarán infertilidad. Algunas mujeres no presentarán síntomas.

La endometriosis no impide que una mujer tenga relaciones sexuales vaginales siempre que haga ajustes para su comodidad:

  • Elija una posición sexual que no cause dolor por presión cuando su pene empuje contra su útero;
  • Modifique su profundidad y velocidad de empuje contra el útero;
  • Agregue lubricación según sea necesario para que el acto sea cómodo;
  • Coloque una almohada debajo de sus nalgas cuando esté en posición de misionero para "alargar" funcionalmente la vagina (no se alargará estructuralmente pero el útero se deslizará un poco hacia arriba);
  • Marque la frecuencia de las relaciones sexuales como mejor le parezca;
  • Si se sometió a una cirugía de endometrio, reanude la intimidad sexual cuando esté permitido;
  • Tenga cuidado con su ansiedad, si está presente, y busque atención médica;
  • ¿No puede o perdió la capacidad de tener penetración vaginal? Explorar vaginismo.

Sexo doloroso (dispareunia) durante la ovulación

Los ovarios se turnan para ovular, nunca ambos al mismo tiempo: un mes en un lado, el mes siguiente en el otro.

La ovulación dura aproximadamente de 12 a 24 horas.

La ovulación puede causar dolor e incomodidad a algunas mujeres, que dura desde unos minutos hasta algunas horas.

Si encuentra que tener relaciones sexuales durante ese tiempo es doloroso, simplemente absténgase. Si el dolor persiste más allá de ese plazo, hable con su médico.

Sexo doloroso (dispareunia) y período

Si sufre de síndrome premenstrual (SPM), que incluye sensibilidad en los senos, fatiga, irritabilidad y depresión, y le resulta indeseable o incómodo tener relaciones sexuales, no lo haga. El objetivo no es provocar patrones sexuales dolorosos (dispareunia).

La decisión de tener relaciones sexuales durante la menstruación es personal: algunas lo hacen, otras no, otras a veces. Aquellos que no lo hacen normalmente se abstendrán porque puede ser un trato bastante complicado, o porque no es estéticamente atractivo para ellos, o debido a restricciones culturales / religiosas.

Tener relaciones sexuales vaginales durante el período puede ser doloroso para algunas mujeres debido a los calambres, rozaduras vaginales por la acidez de la sangre menstrual, molestias en la espalda baja, etc. Si este es el caso, absténgase de tener relaciones sexuales durante ese tiempo. No se necesita mucho para iniciar un patrón de dolor sexual psicosomático en los genitales, ¡algo que le gustaría evitar a toda costa!

Sexo doloroso (dispareunia) y DIU

el DIU - Dispositivo Intrauterino - es un pequeño aparato que se inserta en el útero, como su nombre lo indica. Ya sea un DIU liberador de hormonas o un DIU de cobre, ambos están ubicados de manera segura dentro del útero y no se ven afectados por la acción vaginal, ya sea sexual, uso de tampones, examen ginecológico, etc. 

Su pareja puede sentir el hilo del DIU durante el coito, y usted siempre puede sentirlo al verificar su presencia, pero al introducir el dedo en la vagina.

Sin embargo, pueden ocurrir relaciones sexuales dolorosas (dispareunia) si el DIU se colocó incorrectamente o si se desplazó. Busque atención médica si eso sucede y no puede sentir la cuerda, la cuerda se siente más corta o más larga, experimenta calambres, sensación de apuñalamiento e incomodidad con o sin sangrado.

Sexo doloroso (dispareunia) después de una episiotomía

Una episiotomía curada no debe causar ninguna relación sexual dolorosa (dispareunia) una vez curada, y la mujer obtiene el visto bueno para reanudar las actividades sexuales vaginales.

En algunas mujeres puede haber complicaciones, que incluyen

  • La episiotomía se suturó con fuerza, restringiendo el acceso vaginal;
  • La episiotomía no se curó y tuvo que ser revisada, lo que provocó una cicatrización apretada;
  • La episiotomía resultó en queloides (cicatrices dolorosas);
  • Otras complicaciones médicas / quirúrgicas;
  • vaginismo.

Hable con su médico acerca de las soluciones para que pueda reanudar sus actividades sexuales sin dolor.

vaginismo doctor katz


Dr. Ditza Katz PT, Ph.D.

Fundador del Centro de Terapia de Mujeres

Ditza Katz, PT, Ph.D., es la fundadora de Women's Therapy Center, una práctica especializada en rehabilitación de uroginecología, tratamiento de disfunción sexual femenina, incluido el vaginismo, rehabilitación de cáncer de mama y femenino, y manejo de trastornos somáticos.

El Dr. Katz tiene una licenciatura en fisioterapia, una maestría en psicología pastoral y consejería, un doctorado en sexología clínica y capacitación clínica en terapia manual y uroginecología.

Médico para el vaginismo

Dr. Ross Lynn Tabisel, LCSW, Ph.D.

Co-Directora del Centro de Salud de la Mujer



Ross Lynn Tabisel, LCSW, Ph.D., es codirector del Centro de Terapia para Mujeres y diplomático de la Junta Estadounidense de Sexología.

Tiene una Maestría en Trabajo Social de la Universidad de Adelphi, un Certificado de Postgrado en Psicoterapia y Psicoanálisis del Instituto para el Estudio de la Psicoterapia de Nueva York, un doctorado en Sexología Clínica y un Certificado de Capacitación en el área de Abuso Sexual.