Ya disponible:
Programas de tratamiento en línea para el vaginismo y el sexo doloroso
Lidiando con el Vaginismo: Navegando el Camino a la Recuperación

Lidiando con el Vaginismo: Navegando el Camino a la Recuperación

El vaginismo es una condición que afecta a muchas mujeres, sin embargo, a menudo no se habla abiertamente sobre cómo lidiar con el vaginismo no es fácil. El vaginismo se caracteriza por un espasmo doloroso de los músculos vaginales, lo que dificulta o imposibilita las relaciones sexuales, e incluso la inserción de un tampón y el examen pélvico. Esto puede conducir a sentimientos de vergüenza, vergüenza y aislamiento.

Recuerde: no está solo y hay formas de sobrellevar y superar el vaginismo. Esta publicación de blog romperá el silencio y explorará cuáles son las causas del vaginismo y las formas de manejarlo y tratarlo. Te animamos a que tomes el control de tu cuerpo y de tu vida y comprendas que no te define esta condición.

Introducción al Vaginismo y sus Efectos

El vaginismo no es una condición que amenace la vida, pero ciertamente amenaza todos los aspectos de la vida: la autoestima de la mujer y la confianza en su cuerpo, su relación, las decisiones de la vida, la intimidad sexual, la atención médica ginecológica y más. En otras palabras, el vaginismo es una condición angustiosa que fácilmente puede arruinar la vida y la calidad de vida.

El vaginismo siempre es una afección basada en la ansiedad, lo que hace que su diagnóstico y tratamiento sean desafiantes y complicados. Mira nuestro video corto ¿Qué es el vaginismo?

No todas las mujeres con ansiedad desarrollarán vaginismo, pero cada vaginismo tiene ansiedad como trasfondo y, a menudo, también cualquier combinación de pánico, rumiación, TOC y depresión. La verdad es que admitir que sufren cualquiera de estos problemas emocionales no es algo que las mujeres estén dispuestas a admitir, lo que hace que el vaginismo sea aún más secreto y difícil de diagnosticar y tratar. Muchos nos dijeron que deseaban que 'fuera un problema físico que se puede solucionar con una inyección o una cirugía...'

Identificar los síntomas del vaginismo

El vaginismo puede manifestarse de diferentes maneras y los síntomas pueden variar de una mujer a otra. Los síntomas comunes del vaginismo incluyen:

  • Sensación de opresión o ardor en el área vaginal.
  • Dificultad o dolor durante la penetración.
  • Miedo o ansiedad ante las relaciones sexuales. 

Algunas mujeres también pueden experimentar espasmos musculares o contracciones en el área vaginal, lo que dificulta o imposibilita cualquier tipo de inserción vaginal, incluidos los tampones o los exámenes pélvicos.

Es importante señalar que estos síntomas de vaginismo Es posible que no siempre esté presente y que algunas mujeres solo experimenten dolor o dificultad durante la penetración.

Estrategias de afrontamiento para la vida diaria con vaginismo

Vivir y sobrellevar el vaginismo puede ser un desafío, pero hay formas de controlar la afección y mejorar su calidad de vida. Aquí hay algunas estrategias de afrontamiento a considerar:

      • Busque terapia: hablar con un terapeuta puede ayudarlo a resolver cualquier problema emocional o psicológico que contribuya a su condición y ayudarlo a buscar opciones de tratamiento.

      • Terapia de dilatación gradual: esta técnica implica la inserción gradual de dilatadores cada vez más grandes en la vagina para ayudar a desensibilizar el área y reducir la tensión muscular.

      • Infórmese: aprender sobre el vaginismo y sus causas puede ayudarlo a comprender mejor su condición y sentirse más en control.

      • Comunícate con tu pareja: la comunicación abierta puede ayudarlos a comprender por lo que estás pasando y cómo pueden apoyarte.

    La importancia del apoyo emocional para tratar el vaginismo

    El apoyo emocional es un aspecto crucial para sobrellevar el vaginismo y puede desempeñar un papel vital en la curación y la recuperación.

    Lidiar con el vaginismo puede ser una experiencia difícil y aisladora. Puede causar sentimientos de vergüenza, vergüenza y pérdida de autoestima. Estos desafíos emocionales pueden dificultar que una persona busque ayuda y apoyo. Sin embargo, es importante entender que el vaginismo es común condición que puede ser tratada con el apoyo adecuado.

    El apoyo emocional puede presentarse de muchas formas, incluida la terapia, el asesoramiento o los grupos de apoyo. Un terapeuta o consejero puede proporcionar un espacio seguro y sin prejuicios para que una persona discuta sus sentimientos y experiencias relacionados con el vaginismo. Los grupos de apoyo también pueden brindar un sentido de comunidad y validación, lo que permite que las personas se conecten con otras personas que están pasando por una experiencia similar.

    Además del apoyo profesional, los amigos y seres queridos también pueden desempeñar un papel importante en la prestación de apoyo emocional. Pueden ser un oído atento, un hombro sobre el que llorar y una fuente de aliento. Es importante que sean comprensivos y que no juzguen y que brinden apoyo sin tratar de solucionar el problema.

    Creación de un sistema de apoyo para el vaginismo

    El primer paso en la construcción de un sistema de apoyo para hacer frente al vaginismo es llegar a los profesionales de la salud, especialmente a aquellos que son expertos en vaginismo, como nosotros en el Centro de terapia para mujeres. Otros profesionales incluyen ginecólogos, fisioterapeutas o consejeros sexuales, con el objetivo de brindar orientación y opciones de tratamiento para ayudar a controlar los síntomas y mejorar la función sexual.

    Otro aspecto importante de construir un sistema de apoyo es encontrar grupos de apoyo para el vaginismo, o comunidades en línea, de otras mujeres que luchan contra el vaginismo. Estos grupos pueden brindar un sentido de comunidad, validación y un espacio seguro para compartir sus experiencias y aprender de los demás. También pueden ser una gran fuente de información y recursos.

    Explorando opciones de tratamiento para el vaginismo

    Nos especializamos en abordar el vaginismo y hemos desarrollado una metodología de tratamiento patentada y probada. Brindamos un enfoque integral de tratamiento que aborda problemas físicos, emocionales y de relación que pueden contribuir a la afección.

     

    Tenemos tres opciones para nuestro tratamiento de vaginismo programas:

        • Un robusto programa de tratamiento de vaginismo de dos semanas
          En 1998, en respuesta a la demanda de una opción de tratamiento más accesible, nuestra clínica introdujo un programa de tratamiento de vaginismo de 2 semanas diseñado específicamente para tratar el vaginismo. Como pioneros de este programa, desde entonces se ha convertido en el más establecido y exitoso de su tipo, con una larga historia de ayudar con éxito a miles de mujeres de todo el mundo a superar la condición. Nuestro enfoque único, desarrollado y perfeccionado a lo largo de los años, no se puede encontrar en ningún otro lugar, lo que garantiza que su experiencia con nuestro programa será verdaderamente única, personalizada para su vaginismo.

        • Un programa semanal
          Esta opción es para los que viven más cerca. Puede venir a nosotros una o dos veces por semana si lo desea, y nuestro horario lo permite. Todo el proceso de tratamiento toma de 7 a 10 sesiones, y cada sesión dura entre 45 y 55 minutos. Pagas por sesión.

        • Una opción híbrida: permanezca en el área durante un mes y reciba tratamiento 2-3 veces por semana bajo el mismo patrón del programa semanal anterior.

      Superar el estigma que rodea al vaginismo

      Desafortunadamente, existe un estigma en torno al vaginismo y cómo lidiar con el vaginismo, lo que dificulta que las personas que lo padecen busquen ayuda y tratamiento.

      La superación de ese estigma debe hacerse a través de la educación y la concientización. Es importante entender que el vaginismo no es una elección sino una condición médica que puede tratarse. Al educar a otros y compartir historias personales, los pacientes pueden ayudar a reducir la vergüenza y la vergüenza asociadas con la afección.

      También es importante que quienes padecen vaginismo recuerden que no están solos. Los grupos de apoyo y los foros en línea pueden brindar un sentido de comunidad y validación para quienes enfrentan la afección.

      Conclusión: vivir y sobrellevar el vaginismo y encontrar esperanza

      Vivir y sobrellevar el vaginismo es duro y triste: sentirse estancada y sin esperanza, sentir dolor al intentar la penetración vaginal, creer que traiciona a su pareja al no poder tener relaciones sexuales y quedar embarazada de forma natural, necesitar esconderse de la familia (es decir, cuando ¿Vas a tener un bebé?), decepcionada por la falta de soluciones en el campo médico, y creyendo que ella es la 'única' con vaginismo…

      La mayoría buscará en Internet respuestas y opciones de tratamiento que incluyen el uso de dilatadores, consejería sexual, fisioterapia del suelo pélvico, inyecciones de Botox, consejos para "simplemente tomar alcohol o fumar marihuana" y muchas otras sugerencias inútiles y erróneas. Mira este video sobre Conceptos erróneos sobre el tratamiento del vaginismo.

      Cuando nos reunimos por primera vez con una paciente con vaginismo (hemos tratado a más de 2100 hasta la fecha de esta publicación), a menudo nos dirán que 'hicieron todos los tratamientos disponibles, pero sin éxito'. No es de extrañar que estén emocionalmente desinflados.

      Nuestras tratamiento de vaginismo patentado es un cambio de juego, y siempre nos deleita ver la transformación positiva a medida que la mujer se hace dueña de su vagina y de su vida. El empoderamiento es increíble, un claro contraste con la tristeza anterior de vivir con vaginismo.

      Sobre el Autor

      especialista en vaginismo Dra. Ditza Katz miembro del equipo del Centro de Terapia de la Mujer

        Publicar un comentario

        Índice del contenido